Vampire vs T-33: carrera en los cielos dominicanos

Hoy en día, cuando hablamos de carreras aéreas, lo primero que nos llega a la mente son las famosas competiciones en EEUU llevadas a cabo en Reno, Nevada, o el conocido Red Bull Air Race, organizadas en diferentes lugares del mundo, entre otras más. Pero pocos sabrán que en República Dominicana, hace más de 50 años, se llevo a cabo algo similar.

Viajamos en el tiempo al 1958 aproximadamente, durante la dictadura de Trujillo y la época de mayor esplendor de la Aviación Militar Dominicana, que sin duda era la mejor equipada de las fuerzas armadas y una de las más poderosas de Latinoamérica. Es en ese año donde surge la curiosa idea de una competencia entre dos aeronaves de la misma.

Los aviones

DeHavilland Vampire

Uno de los primeros aviones caza a reacción del mundo, arribaron al país en 1954, adquiriéndose primero unas 25 unidades a Suecia, junto con un bache de 32 P-51D Mustang, y posteriormente otros 17 años más tarde. La AMD operó dos modelos, la versión MK.1 y la FB.5, siendo esta última una variante caza-bombardero.  Estos fueron operados hasta 1974.

Vampire mdsi
Foto de un Vampire dominicano en San Isidro, aún portando el camuflaje sueco. Foto: autor desconocido.

 Lockheed T-33 Shooting Star

Estos populares entrenadores jet arribaron al país en 1956 bajo el Programa de Asistencia Militar de los Estados Unidos (MAP, por sus siglas en inglés) con cuatro unidades en total de la variante de ataque a tierra AT-33A, en calidad de préstamo. Estos duraron poco en RD, hasta 1958 cuando fueron retirados por EEUU debido a razones políticas, aunque posteriormente, entre 1967-1968, otras dos unidades más llegaron al país por medio del MAP, enviados luego a Bolivia.

fad 3306
Cuatro T-33 fueron operados por la AMD en calidad de préstamo. En la imagen vemos una de las unidades operadas más tarde, en la década de 1960. Foto: Revista Ahora.

Los pilotos

José Nelton González Pomares

Este reconocido piloto militar es egresado de la promoción de pilotos del 1948, llegando a ocupar  posiciones como sub-Jefe de Estado Mayor Técnico y comandante de los Grupos de Caza y Bombarderos, así como del Grupo de Caza Ramfis, falleciendo en el 2015 con el rango de general de brigada (r). Fue quien tuvo a su mando el avión Vampire usado para la carrera.

Pomarez DL
Pomarez junto con uno de los Vampires de la AMD. Foto: Diario Libre.

Miguel Atila Luna Pérez

Al igual que Pomarez, Luna fue otro de los aviadores egresados de la promoción del 1948. Es recordado principalmente por haber sido jefe de la FAD desde 1962 hasta 1964, y muchos lo recordaran principalmente por su relación con los hechos que desencadenaron en el golpe de estado al Dr. Juan Bosch en septiembre de 1963. En esta ocasión seria el piloto del T-33 donde enfrentaría a Pomares.

AT-33 RM
Atila Luna a bordo de un AT-33 en San Isidro. Foto: Rafael Martí.
miguel atila luna perez
Atila llegó a dirigir la fuerza aérea durante los ’60. Foto: FAD.

La carrera

La fecha exacta de la carrera es desconocida. El trayecto era desde Santo Domingo hasta San Pedro de Macorís, en el este del país –ida y vuelta. Los pilotos volarían un ingenio de San Pedro, donde girarían para volver a la capital.  La distancia total estimada sería de unos 150 kilómetros.

Para verificar que las aeronaves giraran en el punto indicado  había dos entrenadores AT-6 Texan de la AMD sobrevolando el área.

SD-SPM
Distancia estimada del trayecto. Imagen satelital vía Google Maps.

Se llevó a cabo la carrera. ¿El ganador?: Vampire (lo sentimos para los fans del T-33). De acuerdo al relato del mismo, ambas aeronaves llegaron casi juntas a la base aérea de San Isidro, en Santo Domingo.

¿Por qué ganó el jet inglés sobre el estadounidense? Dos versiones se cuentan de la misma. La primera seria que este giró antes del punto indicado en San Pedro de Macorís, lo que le habría dado una clara ventaja. La segunda seria que dicho jet tenía un radio de giro menor que el Shooting Star y ese fue el factor decisivo.

¿Cuál fue el factor real que decidió esta carrera? Al parecer es una incógnita que nunca conoceremos, dado que muchos de los que vivieron aquella época hoy duermen en la eternidad. Pero sin duda que es un hecho curioso dentro de la historia de la aviación dominicana, y que nunca más ha sido repetida desde entonces.

Gracias a Rafael Martí y Dax Román por las informaciones aportadas sobre el tema.

Fuentes adicionales:

-Carlos O. Vergés, “Poder Aéreo en la República Dominicana”.

Síguenos en Facebook: Dominicana Vuela

Anuncios

4 comentarios en “Vampire vs T-33: carrera en los cielos dominicanos

  1. Yo tenía entendido que esta carrera fue entre un P51 y un P47. También quiero corregir que la variante FB50 del Vampiro llegaron en 1957, al país. Otra cosa que quiero aclarar es que los 4 AT33 no estaban en calidad de préstamo, eran parte de un paquete de 6 AT33 y 12F80C que iban hacer enviado por los Estados Unidos. La razón que fueron sacados por el país fue porque el gobierno no había pagado el costo y más bien las razones políticas que menciona el artículo. En cuanto a la carrera puedo está equivocado, pero fue hecha porque había una rivalidad entre el Escuadrón Ramfis y Escuadrón Cazas Bombarderos, y no usaron jets y el que ganó fue el piloto del P47

    Me gusta

    1. ¡Saludos Sr.Puesan!

      Respecto a su comentario, la información sobre dicha carrera fueron dadas por los mismos pilotos que participaron en esta (Pomarez y Atila Luna), usándose un Vampire MK.1 para enfrentar al AT-33. Como dato adicional, el piloto que inicialmente iría en el Vampire seria Federico Fernandez Smester, pero luego se decidió que fuera Gonzales Pomarez.

      Respecto a la rivalidad que menciona, no tenemos información sobre la misma. Cualquier otra duda pues puede consultar las ordenes generales de la AMD que posee la FARD en sus archivos del 1957.

      Me gusta

  2. No se ha encontrado base para sustentar las aseveraciones de varios autores sobre la rivalidad entre escuadrones en la aviacion militar dominicana, pues como es bien sabido el escuadrón de Caza y Bombardeo era mas numeroso en aeronaves que el escuadrón de Caza Ramfis.
    Mas sin embargo los pilotos siempre cuestionaron la eficiencia de los AT-33A y se decidio hacer dicho proyecto de la carrera, recuerdo claramente que el Sr. Atila Luna confirmo que gano el vampiro ya que el rango de giro del mismo era mas cerado que el del AT-33A recordando que Atila fue el piloto del AT-33A perteneciente al escuadrón de Caza Ramfis

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s